Historia de la Comarca del Matarranya.

Puente de pieda B
El Matarraña constituye uno de los enclaves de media montaña mediterránea más bellos y valiosos de Aragón. En la comarca destacan especialmente sus ecosistemas fluviales, bien conservados y con una gran calidad de sus aguas. Los ríos Matarraña y sus afluentes –Tastavins, Pena, Uldemó y Algars- son buena muestra de ello. Y se convierten en corredores biológicos que unen las montañas del sur de la comarca con las plataformas y llanuras del norte, ya en plena Depresión del Ebro.
Los profundos cañones y masas boscosas en el macizo de Los Puertos dan paso en la llanura a un mosaico de cultivos, en su mayoría olivos y frutales, que son el motor de una floreciente industria agroalimentaria –aceite con denominación de origen, conservas, etc-. Este medio natural es el escenario ideal para la práctica de senderismo o actividades relacionadas con la naturaleza, destacar itinerarios que introducen al visitante en el corazón de los Puertos de Beceite, como el del Parrizal, que discurre a través de un es pectacular paisaje fluvial.

puente piedra valderrobres lagaya apartaments

Desde la Prehistoria, la situación del Matarraña le ha supuesto convertirse en tradicional vía de comunicación entre el valle del Ebro y el litoral mediterráneo. Lugar de paso e instalación de las más diversas culturas que han dejado sus testimonios históricos y arquitectónicos. Desde las pinturas rupestres de estilo esquemático de los primeros pobladores (Conjunto de La Fenellasa en Beceite), pasando por yacimientos arqueológiocos visitables, como el poblado ibérico de San Antonio en Calaceite, numerosas fortificaciones que defendieron el territorio en el pasado –el castillo convertido en residencia palaciega de Valderrobres es el mejor botón de muestra-, portales-capilla en numerosas localidades que, junto con obras del conocido como Bajo Aragón Histórico, son típicas y peculiares de la comarca. Pero en esta breve reseña no deberán olvidarse poblaciones con edificios que se ubican entre el gótico y el barroco, pasando por el renacimiento. Sus cascos históricos contienen singulares iglesias y ermitas del más puro gótico levantino –Santa María de Valderrobres o la Virgen de la Fuente en Peñarroya de Tastavins-, lonjas, casas consistoriales y palacios que obligan e una detenida estancia o visita. La mayoría de estos cojuntos urbanos han sido declarados Conjuntos Histórico-Artísticos o B.I.C. debido al buen estado de conservación y a la belleza de los mismos.
Esta larga nómina de recursos naturales e histórico-artísticos sumados a una amplia oferta de alojaminetos rurales de gran calidad hacen del Matarraña un destino ecoturístico sin parangón.
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone
Etiquetado en:, ,

Deja un comentario

<