LA HUELLA HISTÓRICA EN EL MATARRAÑA

Los primeros pobladores.

El primer testimonio que encontramos de la presencia humana en este territorio es el arte Rupestre Levantino. Juan Cabré descubrió en 1.903, en el Barranco del Calapatá en Cretas, el primer conjunto de estas manifestaciones pictóricas naturalistas de la “Roca dels Moros” en la que destacan 3 ciervos.

No obstante, esta no es la única muestra de arte rupestre que podemos encontrar en el Matarraña/Matarranya; otros ejemplos de igual valor patrimonial son:

-Las pinturas de Els Gascons (Cretas) en la que se observa un ciervo naturalista en color bermellón y sobre él otro de color oscuro.
-Las pinturas de Els Secans (Mazaleón), dónde se representa un arquero.
-Las pinturas de las caídas del Salbime (Mazaleón) figuras humanas de forma esquemática.
-Las pinturas de La Fenellasa (Beceite), desmarcadas ya del naturalismo pictórico en la que se representan figuras de los antiguos pobladores junto a équidos y dos cuadrúpedos de color rojo.

La época ibérica constituye uno de los momentos de mayor esplendor en nuestra región. Son numerosos los poblados establecidos aquí a partir del siglo V a. C., como Els Castellans, entre Cretas y Calaceite, El Piuró del Barranc Fondo de Mazaleón, Tossal Redó en Calaceite, etc. En este aspecto, el poblado de San Antonio de Calaceite jugó un papel predominante en la zona, hasta que fueron abandonados con la llegada de los romanos en el 218 a. C.

 

Rutas dónde se puede seguir la estela de los primeros pobladores.

Pinturas Rupestres de la Fenellasa en Beceite
A cuatro Kilómetros del pueblo y en las proximidades del Parrizal encontramos a mano derecha un pequeño sendero, que tras cruzar el río nos lleva directamente al abrigo rocoso de poca profundidad en el que se albergan las representaciones pictóricas, en el que podrá encontrar también un área recreativa y de descanso.

Poblado Ibérico de San Antonio en Calaceite
Esta excursión se puede realizar a pie o en coche. El desvío está situado a varios metros antes de la entrada de la población, en la carretera que une Calaceite con Cretas y está a tan sólo 2 kilómetros del casco urbano de Calaceite. En el poblado podemos observar el trazado de las calles y de las edificaciones en donde desarrollaron su vida los pobladores del siglo V-IV y III antes de Cristo, así como observar, en los días claros, una de las mejores vistas del Matarraña y de los Puertos de Beceite.

El Tossal Redó en Calaceite
El yacimiento se sitúa a unos 3 kms al noroeste de la localidad de Calaceite y del poblado de San Antonio. Para acceder al Tossal Redó habrá que tomar un camino que parte a la izquierda de la carretera en dirección a Cretas a la altura del kilómetro uno, aproximadamente. Tras continuar por un camino rural durante unos dos kilómetros podremos acceder al yacimiento que puede reconocerse desde lejos por su loma alargada y ligeramente redondeada si bien aparece levemente destacada sobre el terreno circundante de cultivos de almendros y olivos

La Torre Cremada de Valdeltormo
A unos doscientos metros pasada la población en dirección Alcañiz, surge un desvío a mano izquierda, que nos llevará a un trazado paralelo al de la carretera nacional por la margen derecha de la val del río hasta la roca del Tormo, ya en el río Matarraña. Continuaremos recto, siguiendo la pista, hasta llegar al cruce del poblado ibérico Torre Cremada

El Tossal Montañés en Valdeltormo
Se trata de un pequeño asentamiento situado a unos 500 m. al sur de Torre Cremada, en lo alto de un pequeño altozano situado en la margen izquierda del río Matarraña. Para acceder al lugar habrá que continuar por el mismo camino que nos conduce a Torre Cremada y tras recorrer unos 300 m. girar a la izquierda en dirección al río Matarraña. Después de avanzar unos 200 m. llegaremos al yacimiento que se encuentra junto a un camino que desciende al río.

Poblado Ibérico de San Cristóbal en Mazaleón
El yacimiento de San Cristóbal se localiza en una pequeña elevación de terreno situada justo detrás de la Ermita del mismo nombre, frente a la localidad de Mazaleón, en la margen izquierda del río Matarraña. El lugar es ampliamente visible desde un gran radio de distancia. Para su acceso, que está señalizado, habrá que tomar la pequeña carretera que parte de Mazaleón a la Ermita cruzando el río Matarraña

El Piuró del Barranc Fondo en Mazaleón
El yacimiento se sitúa en lo alto de un prominente y elevado cerro que se sitúa en la margen izquierda del río Matarraña justo frente al puente que lo cruza en dirección a Calaceite a la altura del km. Para acceder al lugar habrá que tomar el camino, no apto para vehículos turismo, que parte desde la misma carretera a Mazaleón y ascender hasta mitad de ladera del cerro. El último tramo hasta la cima será preciso realizarlo a pie.

Poblado Ibérico del Castellans en Cretas
El poblado ibérico de Els Castellans se sitúa justo en la divisoria de partición de los términos municipales de Cretas y Calaceite. Para acceder al yacimiento el mejor camino es el que parte de Cretas del que se sitúa a una distancia de unos 7 kms. siguiendo la pista que discurre por el hermoso barranco de Calapatá donde se descubrieron magníficas muestras de arte rupestre levantino a principios del siglo XX que serían poco después arrancadas de su contexto original por Juan Cabré y trasladadas al Museo de Arqueología de Cataluña. El camino de acceso a Els Castellans está señalizado desde Cretas.

 

Viaje al medievo.

La reconquista cristiana del territorio no se hizo definitiva hasta el reinado de Alfonso II, quien en 1.179 donó buen parte del territorio a la Orden Militar de Calatrava, mientras que la Peña de Aznar Lagaya ( con Fuentespalda, Valderrobres, Mazaleón, Torre del Compte y Beceite más tarde) se quedaba en manos del arzobispado de Zaragoza, promotores del Castillo e Iglesia de estilo gótico – levantino de Valderrobres.

Tras la reconquista, la orden de Calatrava y la diócesis cesaraugustana se esforzaron en promover la construcción de un primer grupo de iglesias y ermitas que dada la época (2nda mitad del sXVII) estaban más próximas al estilo románico que al gótico. Emprendiéndose luego una segunda fase constructiva plenamente gótica que englobó a la mayoría de templos erigidos en esta Comarca, muchos de los cuáles fueron modificados con aportaciones posteriores o derruidos para erigir en su lugar edificios más amplios y ajustados a los gustos cambiantes de una nueva época especialmente entre los siglos XVII y XVIII en plena eclosión barroca.

Actualmente en la Comarca del Matarraña/Matarranya aún son muy abundantes los restos góticos visibles lo que permite hablar de un verdadero núcleo artístico. Asimismo, estas poblaciones aún conservan las huellas de los elementos de fortificación que las defendieron en el pasado. Son numerosos los portales que todavía pueden verse, obras que en la mayoría de los casos han sido profundamente transformadas, por la superposición de elementos propios de la arquitectura popular o por capillas. En este último caso, el resultado es una de las tipologías arquitectónicas más características de esta zona: las Capillas- Portales como las de San Antonio y del Pilar en Calaceite, y la dedicada a San Antonio en Cretas. En otros casos, se conservan restos de torres defensivas como la “Torreta” de Fuentespalda y el Torreón adosado a la Iglesia Parroquial de Mazaleón, De los Castillos que presidían las colinas sobre las que se asientan la mayor parte de éstas poblaciones sólo quedan restos dispersos o la huella del lugar en la que se asentaron. A excepción, lógicamente del Castillo de Valderrobres concebido ya como residencia palaciega.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone
<