Ruta del Matarraña gótico, entre rosetones y capiteles.

Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol (Lledó)
Es una obra gótica construida al final de la primera mitad del s. XIV. Tiene planta cuadrada de una sola nave con bóveda de cañón apuntada y cabecera recta con bóveda de crucería. En la clave de esta bóveda hay representado el Cordero Pascual. Tiene cuatro capillas laterales, dos a cada lado e insertadas en el muro, tres de ellas con motivos renacentistas. Resulta curiosa la ausencia de contrafuertes y que sólo una de las capillas sobresale en el exterior.

Iglesia Parroquial de la Asunción (Arens de Lledó)
La obra, de piedra de sillería, está situada en la parte alta de la población, delante de donde se ubicaba el castillo. Es de una sola nave de planta rectangular con bóveda apuntada y ábside recto con bóveda de crucería. En el s. XV se añadió la sacristía y en el s. XVII se abrieron dos capillas en el lado del evangelio. De la decoración escultórica destaca la ventana con tracería gótica y el petril de piedra del coro elevado con dibujos que parecen un criptograma. En el interior se conservan cuatro tablas procedentes del retablo de la ermita de San Pol. Adosada al ábside se edificó, posteriormente, la Abadía y anexo a los pies, donde actualmente hay un jardín, estaba el cementerio viejo que fue utilizado hasta finales del s. XIX.

Capitel de la Antigua Parroquia (Calaceite)
De la primitiva construcción gótica de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, nos ha llegado la clave de la bóveda absidal con la representación de Nuestra Señora del Pla. Imagen muy naturalista y anecdótica de la Virgen y el Niño acompañadas de un perro. Dicha clave se conserva en el Ayuntamiento de esta localidad.

Iglesia de San Pedro Apóstol (Torre del Compte)
Situada en la parte más alta de la localidad. Iglesia de tres naves, la central de tres tramos. Remata en cabecera poligonal y va cubierta de crucería sencilla sobre fajones apuntados; la nave del evangelio es de dos tramos, uno cubierto con crucería estrellada; y la nave de la epístola es de cuatro tramos cubiertos por cúpulas sobre pechinas. Conserva coro alto a los pies de la construcción. Al exterior destaca el ábside de cinco lados con ventanales góticos en cada uno de ellos, de los cuales algunos conservan la tracería. También destaca la portada ojival de cuatro finas arquivoltas sobre capiteles vegetales. La arquivolta más externa, sin apoyo, parte de un capitel con decoración figurada y vegetal muy erosionada. Sobre la portada, abre la parte superior de la fachada un gran rosetón. La torre, de factura barroca, se sitúa a los pies en el lado del evangelio. Presenta cuatro cuerpos de cantería y remate octogonal con ángulos cóncavos y veleta de hierro forjado.

Iglesia de la Natividad de la Virgen (Mazaleón)
Obra gótica que se compone de un ábside pentagonal y tres tramos, todo cubierto con bóvedas de crucería. En la escultura decorativa se destaca un petirrojo con la corona de espinas en el pico, elemento excepcional en nuestro territorio. No siendo así el resto de imágenes como la Virgen con el Niño, el Obispo y el Cordero Pascual.
El acceso a la Iglesia se realiza a través del hastial. El conjunto de la fachada con un rosetón al que le falta la tracería, canecillos y una gran espadaña. Entre la nave de la Epístola y la cabecera se levanta la torre. Desde las calles bajas son visibles los restos de tracería de la ventana absidal.

Iglesia de Santa María la Mayor (Valderrobres)
Iglesia de una sola nave de tres tramos. Cabecera poligonal cubierta con bóveda de nervaduras, que apoyan en pilastrillas adosadas. Entre los nervios hay siete ventanales góticos muy esbeltos, estando cegados cuatro de ellos. Entre los contrafuertes del ábside, hay tres capillas pentagonales de baja altura con bóveda nervada. Nave central con crucería. Capillas laterales con crucería. Tramo central a los lados, entrada y pila bautismal y sobre su bóveda, capilla-tribuna de unión con castillo. Portada con arquivoltas, gran abocinamiento y gablete. Sobre ella, rosetón. Otro más pequeño en una de las capillas laterales. Está emplazada en el cerro que domina la villa, junto al castillo, con el que se comunica por un pasadizo y junto al que forma una imagen de primer orden. La construcción es de sillería y cantería.
Castillo de Valderrobres

Construcción defensiva de grandes proporciones. La entrada se realiza por el muro sudoeste mediante puerta ojiva: a la izquierda se sitúan las caballerizas y alojamientos de servidumbre. En el frente se sitúa una gran sala rectangular con poyal que recorre todo el recinto excepto los vanos. Subsisten los arcos rebajados que sostendrían los forjados a modo de arcos diafragmas. De las salas restantes se conservan los muros, ventanales y arcos principales. Algunas ventanas ajimezadas con decoración al exterior. En el interior, diversos arcos de medio punto empotrados en el muro. Piso superior separado por imposta, galería de arcos de medio punto. Restos de ménsulas con vuelo de un metro, decoradas con rollos, en algunos puntos. Torrecillas almenadas. Delante del castillo hay una plaza de armas con entrada cercana a los pies de la iglesia y otra en la parte lateral, intramuros. Edificio rodeado de muralla de vara y media de espesor con algunos cubos que aún se conservan. Los muros son de sillería caliza.

Núcleo urbano de Valderrobres
Su núcleo urbano creció a los pies de la Iglesia y el Castillo hasta el río. Se aprovechó para hacer el puente de piedra sobre el año 1390 al amurallar y fortificar el municipio.
Un puente medieval, con perfil de sillería, cuatro ojos visibles y ligeramente apuntados y con fuertes tajamares en forma de cuña, que tienen la doble misión de evitar la acumulación de troncos y de contrarrestar el empuje del agua en las crecidas.
El ayuntamiento se levantó 200 años mas tarde. El portal de San Roque, es el mejor ejemplo que queda de los siete que existieron el la localidad, cuya puerta tiene forma de medio punto y queda culminada por una hornacina. El otro aún visible es el llamado de Vergós, situado en la parte alta del pueblo, portal de medio punto que esta flanqueado por un torreón asaetado.
Existen restos de la primitiva muralla, en la calle Huesca, casa Valentinet, calle del Carmen y calle Santiago Hernández.
En el interior de algunas viviendas todavía son visibles arcos y bóvedas, en especial la Fonda la Plaza, que en ella conserva elementos estilísticos como la galería, el torreón esquinero, las almenas y las gárgolas.

Iglesia de Santa María (Fórnoles)
Se trata de un templo de tres naves, cuatro tramos y ábside poligonal. Los tramos están separados por arcos ojivales que se asientan sobre columnas trilobuladas. La nave central va cubierta por bóveda de crucería mientras las capillas laterales, de planta cuadrada, se cubren con bóveda de arista. Al exterior la fachada presenta claros caracteres barrocos. De perfil mixtilíneo se abre por una puerta en arco de medio punto con pilastras adosadas, entablamento y hornacina de concha enmarcados en decoración en bajorrelieve. Sobre el frontón se aloja el escudo de la Orden de Calatrava. La nave central, más elevada, remata en cornisa con canecillos góticos decorados y gárgolas; las naves laterales abren al exterior a través de óculos. La torre consta de tres cuerpos, el primero, de planta cuadrada, tiene ventanas molduradas en forma de aspilleras y un escudo; el segundo cuerpo, también de planta cuadrada, presenta esquinas cóncavas y cuatro ventanas de medio punto; el cuerpo superior de planta octogonal remata en chapitel cónico con veleta de hierro.

Ermita de Nuestra Señora de Montserrate (Fórnoles)
Se trata de un templo de tres naves, cuatro tramos y ábside poligonal. Los tramos están separados por arcos ojivales que se asientan sobre columnas trilobuladas.
La nave central va cubierta por bóveda de crucería mientras las capillas laterales, de planta cuadrada, se cubren con bóveda de arista. Al exterior la fachada presenta claros caracteres barrocos. De perfil mixtilíneo se abre por una puerta en arco de medio punto con pilastras adosadas, entablamento y hornacina de concha enmarcados en decoración en bajorrelieve. Sobre el frontón se aloja el escudo de la Orden de Calatrava.

La nave central, más elevada, remata en cornisa con canecillos góticos decorados y gárgolas; las naves laterales abren al exterior a través de óculos. La torre consta de tres cuerpos, el primero, de planta cuadrada, tiene ventanas molduradas en forma de aspilleras y un escudo; el segundo cuerpo, también de planta cuadrada, presenta esquinas cóncavas y cuatro ventanas de medio punto; el cuerpo superior de planta octogonal remata en chapitel cónico con veleta de hierro.

Iglesia de la Asunción (Ráfales)
Construida sobre la línea de muralla y rodeada en gran parte por edificios adosados. Se trata de un templo de una sola nave y tres tramos cubierta de bóveda de crucería sencilla. Presenta coro alto a los pies y remata en cabecera poligonal cubierta de bóveda nervada en abanico; dos capillas laterales forman un falso crucero. Al exterior el ábside poligonal de fuertes contrafuertes abre en uno de sus paños con una hermosa ventana ojival; la fachada, muy sobria, abre con una sencilla portada ligeramente apuntada con dos arquivoltas, una de ellas decorada con bolas, y con un óculo en la zona alta.

Iglesia de San Salvador (Fuentespalda)
Iglesia gótica en su origen, fue ampliada en el siglo XVII cambiando su orientación, de forma que el antiguo ábside corresponde hoy a los pies del templo. Se estructura como iglesia de una sola nave con cabecera recta, cuatro tramos y dos capillas laterales, en cuyo centro se sitúa el crucero con dos pequeños brazos. Se cubre con bóveda de medio cañón, excepto en los pies, que se conserva la antigua cabecera gótica con bóvedas de crucería. El crucero se cubre con cúpula sobre pechinas. En el interior destaca la presencia de un órgano barroco, obra del artesano Francisco Turull. Al exterior destaca su aspecto sólido, el uso de contrafuertes y la espadaña, a los pies, de gran elegancia. La portada, a los pies, abre en arco de medio punto apoyado sobre pilastras y enmarcado por dos pilastras acanaladas que sostienen un friso con decoración geométrica y vegetal. En el cuerpo superior de la portada presenta una hornacina avenerada rematada con un frontón partido y el relieve de un posible escudo.

Ermita de Nuestra Señora de La Fuente (Peñarroya de Tastavins)
El edificio fue construido entre 1340 y 1360, basado en una nave rectangular dividida en cinco tramos y cubierta con armaduras de madera sobre arcos transversales y un magnífico artesonado mudéjar. La escultura alcanza un alto nivel didáctico, tanto en los temas simbólicos heredadas del románico, como en los evangélicos del gótico. Las ventanas decoradas por el interior y exterior con elementos basados entre, la virtud y el vicio, el bien y el mal, la salvación y la condenación, la tentación y la penitencia. Los capiteles interiores, con elementos positivos y negativos contrapuestos y a veces enfrentados. Las arquivoltas se apoyan en dos frisos de capiteles con escenas relacionadas con los ciclos del Nacimiento y la Pasión. Siendo destacables, la Visitación, el Sueño de José, la Huida a Egipto, las Bodas de Caná, el territorio de Pilatos y Noli me tangere. La imposta volada sobre la puerta, la preside un tímpano con relieves de la Virgen rodeada de ángeles, que simbolizan los fieles que acuden a venerarla.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone
<